Limpieza de motor con arenado

Limpieza de motor con arenado
limpieza motor

El arenado es un proceso muy habitual en los trabajos de mantenimiento industrial. Básicamente, esta técnica consiste en lanzar minúsculos granos de arena a gran velocidad contra la superficie del objeto que se quiere tratar. De forma habitual, es utilizado para eliminar la pintura en mal estado, la corrosión y el óxido de cualquier elemento metálico así como para que actúe como acabado en diversos revestimientos.

Es muy frecuente utilizar el proceso de arenado para limpiar motores y demás elementos relativos a la mecánica industrial. Cuando nos solicitan realizar este tipo de trabajo sobre cualquier pieza metálica procedemos a colocarla sobre una base que la mantenga bien sujeta y, posteriormente, el operario encargado de llevar a cabo la operación, portando una pistola de aire a presión, se encarga de proyectar las partículas de arena sobre ella.

Motor antes de proceder a su limpieza mediante arenado

Motor antes de proceder a su limpieza mediante arenado

Según la superficie que posea el objeto sobre el que se va a ejecutar el proceso de arenado procedemos a utilizar uno u otro tipo. De esta forma, podemos decir que los más habituales son el de chorro húmedo abrasivo, el de chorreado con vidrio, el de chorreado de rueda y el de chorreado con agua o hidrochorreado. Lo que sí se puede asegurar en todos los casos es que todos ellos garantizan unos resultados excelentes.

Hay que destacar también, acerca del proceso de arenado, que es una técnica gracias a la cual la superficie original no sufre ningún tipo de daño sino, más bien, todo lo contrario, ya que esta mejora sus prestaciones en cuanto a adherencia, algo que permite facilitar los procesos posteriores relacionados con la imprimación y la pintura de las piezas.

Según el caso, los resultados pueden ser muy variables. Y es que el arenado ofrece un sinfín de posibilidades al permitir dar a las piezas metálicas desde un satinado liso a un relieve rugoso. Esta característica dependerá, principalmente, del tipo de material abrasivo utilizado, los cuales determinan los tipos que ya comentamos un par de párrafos más arriba.

Este es el resultado a la limpieza llevada a cabo; como nuevo!!!

Este es el resultado a la limpieza llevada a cabo; como nuevo!!!

En definitiva, se puede afirmar, con total seguridad, que el proceso de arenado es la mejor solución para restaurar cualquier tipo de pieza o componente mecánico fabricado en metal con el objetivo de eliminar el óxido y la corrosión.

Gerente y propietario en Mongrat Montajes Industriales, empresa con mas de 20 años de experiencia en el sector. Victor Fernández Pazo

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR